#GuanyemSAB

No son los presupuestos que nuestro pueblo necesita ahora en 2021

 

El gobierno municipal de Psoe, Ciudadanos y Aisab ha aprobado hoy en solitario unos presupuestos para 2021 que no se adaptan a la realidad urgente del COVID y sus consecuencias

Llegan tarde, bien entrado el año y no entrarán en vigor hasta marzo. Reflejan cuantiosas privatizaciones. No hay apoyo al comercio y la hostelería. No crean empleo. No han tenido participación ciudadana. Apenas hay inversiones propias. No solucionan el problema del agua. No han buscado el consenso con ciudadanía y oposición. Y mantienen el escándalo del anticipo de nómina del alcalde de 15.000 € a devolver en 3 años sin intereses. Además aumentan ingresos con la tasa de agua municipal y la mayor recaudación por el IBI. No son los presupuestos que San Antonio de Benagéber necesita para afrontar la realidad sanitaria, social y económica de este ejercicio.

Estos presupuestos no están adaptados a la realidad de 2021. Nuestro pueblo necesita otras actuaciones a las que sigue proponiendo este gobierno de derechas de Aisab. La excepcional situación de la pandemia ha modificado las prioridades y hay que enfocar las partidas presupuestarias teniendo en cuenta la crisis de salud, social y económica.

No han apostado por los Presupuestos Participativos con decisiones ciudadanas, ni por el consenso con las fuerzas de la oposición, como el Govern del Botànic y el del estado. Tampoco han apostado, a pesar de la presencia del Psoe en el tripartito, por la defensa de lo público y han preferido privatizar la gestión. El gobierno municipal nos cuesta 350.000 € anuales por los puestos de concejales y asesor, y debería dirigir estos servicios que privatizan: alumbrado, limpieza, jardines, piscina…. Casi 1.5 millones de euros externalizando esos nuevos servicios. Durante el pleno, Orozco -irónicamente- ha expresado que podían privatizar también la alcaldía y el gobierno municipal.

Desde Guanyem también lamentamos la falta de sensibilidad del gobierno de AISAB, Psoe y Ciudadanos que han aprobado que el alcalde y sus concejales puedan seguir pidiendo créditos a cuenta de la nómina. “Pero ahora es peor porque el alcalde decidirá cuánto pueden pedir, sin límite legal, y en cuántos plazos lo pueden devolver, sin límite tampoco. Orozco ha preguntado hasta en tres ocasiones a los concejales del gobierno cómo pueden apoyar eso y solo ha obtenido la callada por respuesta. Y el que calla otorga”, apostilla Orozco.

Además aparecen más de 2 millones de euros de posibles pagos por sentencias y de cuotas de la EMSHI y cobros de la EPSAR del gobierno actual. Si hubiera que afrontarlos en este ejercicio se desequilibrará gravemente el presupuesto.

En resumen, echamos de menos la dinamización y el apoyo al comercio y la hostelería, la falta de creación de empleo público, la insuficiente partida de servicios sociales, la falta de solución definitiva la problema del agua y el alcantarillado municipal, ausencia casi total de presupuesto para cultura, la nula atención al medio ambiente y a la contaminación, minoración del 36% en la partida de bienestar animal, cero inversión en vivienda de protección pública para juventud y otros colectivos necesitados, protección a consumidores y usuarios, mercado municipal que sigue cerrado y solo 200.000 euros en inversiones propias… y echamos de más todas las privatizaciones por “echar balones fuera en lugar de asumir la gestión del ayuntamiento”

Tenemos que lamentar que estos presupuestos no vayan en estas líneas y presentaremos reclamaciones que abunden en el aumento de las partidas que nuestro pueblo necesita para revitalizar y dinamizar el comercio y la hostelería, cubrir las necesidades sociales y generar empleo en el municipio

One comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.