Subvenciones, hay que acordar los criterios

Estamos abiertos a negociar el asunto en cualquier momento. Depende del gobierno solucionarlo o no.

La solución para nosotros pasaría por ampliar la cuantía prevista para las subvenciones, la negociación inmediata de su reparto y la elaboración de una ordenanza de Subvenciones.

Por ese motivo se votó “dejar sobre la mesa” (aplazar el asunto) para poder corregir la arbitrariedad del gobierno municipal en el reparto.

En el pasado pleno extraordinario el gobierno trajo un Anexo de reparto de subvenciones. Conocimos el asunto pocos días antes y no tenemos toda la información -a pesar de haberla solicitado- de por qué se pretenden aplicar de un modo u otro. Llevamos años reivindicando una Ordenanza que regule las subvenciones pero no se elabora. Nuestro grupo decidió votar que “quedara sobre la mesa” (aplazarlo, para su estudio y acuerdo). Las subvenciones actuales están recogidas en el Anexo de los presupuestos de 2013 porque no ha habido nuevos presupuestos desde entonces, aunque parezca extraño. Los presupuestos de 2013 no tienen mucho que ver con la realidad actual del municipio, ni en población (casi 10.000 habs.) ni en necesidades. Al no haber presupuestos actualizados se parchean continuamente mediante modificaciones de crédito, el año pasado casi un centenar.

San Antonio de Benagéber no paga subvención a las asociaciones desde 2016

El Periódico de Aquí

El pleno decidió “dejar sobre la mesa” la propuesta del gobierno municipal al no haber acuerdo. Depende de la voluntad del alcalde pagar las de 2017, no abonadas y negociar las de 2018 y siguientes.

El gobierno de Aisab-Psoe llevó al pleno extraordinario del pasado día 11 de junio una propuesta que no había sido ni negociada ni consensuada. Se votó aplazarla para su estudio y acuerdo. La última vez que se abonaron fue en 2016. Ha habido tiempo para hablar y negociar el asunto. Además la cuantía global no aumenta desde 2013, último presupuesto aprobado. Nuestro grupo Plataforma-GuanyemSAB-Compromís apeló, una vez más, a la negociación de los asuntos que traen a pleno ya que no pueden salir adelante sin los votos necesarios que el gobierno no tiene.

Lo hacen continuamente. Traen a Pleno materias de las que ni siquiera se nos ha informado previamente y nos niegan la información que solicitamos. Luego nos piden el voto y apelan a la responsabilidad cuando, en realidad, la responsabilidad es del gobierno municipal. Son los que gobiernan, tendrían que negociar de antemano y alcanzar acuerdos ya que gobiernan en minoría. Con Rajoy todo el mundo lo entendía, sin negociación no habría aprobado los presupuestos generales. Nuestro grupo no va a sucumbir a la presión, tampoco con temas tan sensibles como las subvenciones a las asociaciones. La Junta de Portavoces no se convoca, queda patente que no hay voluntad de diálogo.

El pasado pleno tenía una propuesta de dejar sin efecto las subvenciones en vigor y aprobar otras que unilateralmente han decido el gobierno que sólo cuenta con 5 concejales de los 13 totales. Las subvenciones vigentes son las del presupuesto municipal de 2013, ya que no se han llevado al pleno ninguna propuesta de presupuestos actualizados desde entonces. Hace falta presupuestos actualizados (la población casi duplica la de 2013) y dejar de parchear la situación. Y aumentar la cuantía destinada por que, para todo lo que engloba el anexo presupuestario de subvenciones, los 93.000€ son manifiestamente insuficientes ya que se incluyen también atenciones de servicios sociales.

Ya en 2017 el gobierno no abonó ninguna subvención a las asociaciones. Ahora alegan que faltaba un Plan Estratégico de subvenciones, al amparo de una legislación de 2006. Pero a pesar de eso se han ido pagando hasta 2016. Nuestro grupo exige que abonen las subvenciones de 2017 que sean posibles y que se negocien las de 2018 y siguientes.

Nuestra formación no ha tenido acceso a los antecedentes que desembocan en otorgar unas cantidades u otras a determinadas asociaciones. Hemos solicitado ese o esos expedientes pero no se nos han facilitado. Es imposible tener una opinión objetiva si no se nos facilita la información.

Esta manera de proceder ha abierto un conflicto en las asociaciones ya que en la propuesta unas son mejoradas y otras flagrantemente minoradas hasta poner en riesgo su existencia. Hay descontento en asociaciones de carácter cultural, musical, lúdico, deportivo… El problema se ha dado porque el gobierno dio expectativas cuantificadas antes de ser votado por el pleno. Y el pleno no ha estado de acuerdo entre otras cosas, por desconocer los criterios de reparto.

La solución para nosotros pasa por ampliar la cuantía prevista para las subvenciones, la negociación inmediata de su reparto y la elaboración de una ordenanza de Subvenciones.  Por ese motivo se votó “dejar sobre la mesa” (aplazar el asunto) para poder corregir la arbitrariedad del gobierno municipal en el reparto, más propio de un sistema clientelista en busca de votos que de un reparto que obedezca a criterios objetivos acordados entre las asociaciones y entre la corporación. Estamos abiertos a negociar el asunto en cualquier momento. Depende del gobierno solucionarlo o no.

¿Por qué no hay presupuestos desde 2013 en San Antonio de Benagéber?

Hasta mayo de 2015 gobernó el Partido Popular con mayoría absoluta. La última vez que se trajeron presupuestos a Pleno fue en 2013. Desde esa fecha se han ido prorrogando. Pero las necesidades y la población son muy distintas. De 7.332 habitantes con los que acabamos 2013 hemos llegado a casi 10.000 a estas alturas del 2018.

Desde el nuevo gobierno encabezado por Enrique Santafosta de AISAB, alcalde con los votos del PP ya que no ganó las elecciones no se han traido a pleno. Se gobierna en minoría con un partido con 4 concejales AISAB y otra concejala del PSOE. El PP, con 3 concejales, dio la espalda a AISAB gobierno a los pocos meses de su investidura por razones que desconocemos. El pleno lo componen 13 concejales, los 5 que falta mencionar son de la formación Plataforma GuanyemSAB Compromis.

A pesar de la necesidad de que haya presupuestos no se han propuesto al pleno ni borrador, ni anteproyecto, ni proyecto, ni se ha hablado en ningún foro oficial o extraoficial de nuevos presupuestos. Y eso a pesar de que llevan más de 3 años de gobierno.

Lo cierto es que el año 2017 hubo cerca de un centenar de modificaciones de crédito y este año vamos por más de 30. Este parcheo continuado se solucionaría, en gran medida, con unos presupuestos actualizados.

No nos consta que tan siquiera los tengan elaborados. Tal vez la causa sea la imposibilidad de sacarlos adelante en el pleno sin negociar previamente con la oposición. Y en caso de ser votados en contra el Alcalde se vería abocado a presentar una Moción de confianza que podría perder y quedar apartado de la alcaldía.

Muchas gracias por compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *