#GuanyemSAB

¿Farmacia, gasolinera o las dos cosas? #GuanyemSAB por la opinión de los vecinos.

En la esquina donde se ubicará la segunda farmacia del municipio podría ir también un surtidor de combustibles. Rotonda de la CV-336, esquinas C/ Tórtola y C/Alcarava. Existe solicitud de ambos negocios, Farmacia y Surtidor, y la legislación actual, tras una reforma de 2013, parece permitirlo.
 
Los vecinos colindantes, pared con pared, no quieren una gasolinera junto a sus viviendas. Tampoco los cercanos.
No sólo el riesgo de tener un almacén de combustible bajo sus viviendas, también temen los ruidos que puedan generarse tanto en la actividad como en la recarga de depósitos. Y además si ya está bastante colapsada la CV-336, el hecho de poner en esa rotonda un surtidor puede aumentar el colapso por los accesos y salidas.
#GuanyemSAB para la opinión de la vecindad
Desde la rotonda de la CV-336.
Pero también es cierto que existe solicitud para abrir un farmacia en esa esquina. El solar, a medio edificar, es grande, y podrían caber ambas cosas.
¿Por qué puede ocurrir esto?
Porque una modificación de la normativa estatal en 2013 «relajó» las condiciones de instalación para gasolineras tipo surtidores, en zona terciaria. Y esa esquina lo es. O sea, la ley ahora lo permite, antes no.
La opinión de la vecindad
Nadie desea un depósito de combustible junto a sus casas, ni una gasolinera. Creemos que este tipo de instalaciones deben permanecer alejadas de viviendas. Los vecinos están dispuestos a hacérselo saber al ayuntamiento, lo que no sabemos es qué respuesta obtendrán del consistorio.
No hay nada cerrado. ¿Soluciones?
De momento no hay nada cerrado, ni parece que pueda ocurrir de manera inmediata ya que lo único presentado es una solicitud para posible instalación presentada hace meses, antes que la de la farmacia. No se ha vuelto a presentar nada, al menos en el ayuntamiento.
El otro lado.
Además harían falta unos informes de la Consellería correspondiente que avalaran la instalación. Pero nos parece importante intentar evitarlo desde el principio. Y que se instale la farmacia, y/o cualquier otro tipo de negocio que no suponga estos riesgos y molestias a la vecindad.
Para esto el Ayuntamiento debería encontrar motivo de oposición legal, si lo hubiera, para este tipo de instalaciones junto a viviendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.