Acoso escolar, un problema de todos

Ilustarción de Raúl Arias Acoso Escolar
Ilustración de El Mundo, Raúl Arias

Día mundial contra el Acoso escolar #NoAcosoEscolar

Cómo detectar si tu hijo sufre acoso escolar. ¿Y si es tu hijo el que acosa en el ‘cole? ¿Te lo has planteado?. 

Interesante artículo de El Mundo sobre el acoso escolar, un mal que hay que conseguir controlar y educar para que no se produzca. Al final nos incumbe a toda la ciudadanía porque el que es acosador hoy ¿qué puede llegar a ser mañana?. Y el que es acosado hoy ¿cómo le afectará el resto de su vida? Un problema que también tenemos cerca de casa, en nuestros centros escolares, y que exige que nuestro ayuntamiento también ponga los medios adecuados y posibles.

Cuando hablamos de grupos de bullies, suele haber un cabecilla que ordena y manda. El grupo comparte formas de pensar y de actuar y, lamentablemente, en muchas ocasiones, su objeto de diversión es la violencia y el hostigamiento a otros. Así perciben que están en el lado del fuerte, del que tiene el poder, del que nadie se ríe porque se impone y hace respetar ‘sus leyes’. Todo eso añadido a la desindividualización y desinhibición que propicia el grupo.

Y después, están los acosadores pasivos. Esos que son testigos de lo que sucede, incluso lo reprueban, pero permanecen en silencio. Bien porque su ausencia de madurez les impide ser conscientes de la gravedad de los hechos, bien porque piensan que no es asunto suyo, y, sobre todo, por miedo. A represalias o a que los tachen de ‘chivatos’ si alertan a los docentes.

braulio-y-zona

#SumandoPropuestas #ProponiendoSoluciones  

Los psicólogos establecen cuatro tipos de espectadores, los cuales, con su actitud y conducta, condicionarán el comportamiento del acosador que está llevando a cabo el hostigamiento:
SEGUIDORES DEL AGRESOR. Implicados de una forma directa en el plan del agresor, además se identifican con los valores y normas del grupo.
REFORZADORES PASIVOS. Están presentes cuando se realizan las acciones intimidatorias, pero no participan directamente en ellas. Son conscientes del daño causado a la víctima y suelen reforzar la violencia mediante sonrisas, aplausos o halagos a los agresores.
OBSERVADORES. Simplemente miran. No se muestran a favor de la violencia, pero al no hacer nada para evitarla acaban por reforzarla. Tampoco defienden a la víctima, optan por mantenerse al margen y se sienten ajenos al problema.
DEFENSORES DE LA VÍCTIMA. Tratan de defenderla, ya sea de manera directa, interponiéndose entre ésta y el acosador, o indirecta, informando a un adulto (profesor, padre, policía…)

Y tú, ¿qué hiciste ante una situación de acoso escolar?

acoso escolar

 

Muchas gracias por compartir
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *