700 MM €, más y mejores coles públicos

 

700 millones de euros para acabar con los colegios en barracones. El govern del Botànic de Pspv-Psoe y Compromís, con el apoyo de Podemos, hace frente al problema a pesar de las dificultades económicas.

Buena noticia para SAB  que no debe dejar pasar esta oportunidad. Estaremos al tanto de la publicación del desarrollo de la Norma en octubre por la Generalitat y trabajaremos para que se nos tenga en cuenta adecuadamente.

Se trata de un ambicioso plan global dotado con 700 millones de euros que pretende, además de la construcción de los 200 nuevos colegios, la reforma de otros 500.

#SumandoPropuestas #ProponiendoSoluciones #GovernDelBotanic 

El plan pretende acelerar la construcción de las infraestructuras educativas para paliar el grave problema de los barracones

La ejecución del presupuesto será escalonada y se priorizará la eliminación de barracones. La idea es que sean los municipios los que inicien la licitación de los proyectos y la Conselleria la que controle.

Diario.es

700 millones de euros para acabar con los colegios en barracones

Y además se pretende acabar con las prácticas de sobrecostes en la construcción de colegios

El departamento del conseller Vicent Marzà se niega a aceptar los modificados de obra que reclaman las constructoras y, tras no llegar a un acuerdo con las empresas para resolver el contrato, ha solicitado informes a la Abogacía de la Generalitat y al Consell Jurídic Consultiu (CJC) para rescindir la adjudicación por el incumplimiento de los plazos.

«Tolerancia 0» ante el sobrecoste
Estas dos primeras rescisiones de contratos de centros docentes son una muestra de hasta donde está dispuesto a llevar el tándem Compromís-PSPV su política de «tolerancia cero» ante los sobrecostes. Por nada del mundo Marzà y Soler quieren repetir la experiencia de la empresa pública Ciegsa que creó el Consell del PP para construir colegios y que quebró tras acumular mil millones en modificados y precios hinchados.

En los concursos públicos que ha adjudicado la conselleria, ante la falta de obra pública, todas las empresas presentan plicas que rayan la baja temeraria para hacerse con el contrato. Luego, una vez en marcha la obra, algunas constructoras tratan de introducir modificados para evitar pérdidas.

Educación rechaza cualquier cambio al alza que no esté justificada por sus técnicos, con lo cual las adjudicatarias ralentizan la obra al mínimo. Dejan uno o dos albañiles para evitar sanciones por parar los trabajos o incluso la pérdida del contrato, pues tras 6 meses de inactividad la Administración lo puede rescindir.

Levante-emv
Educación rescindirá dos contratos a constructoras por exigir más dinero

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *